Ingeniería web

Internet puede ser mucho más que una página web

Desarrollamos ideas. Ideamos desarrollos

¿Quieres poner en marcha
tu proyecto a medida de
Ingeniería Web?
Cuéntanos tu idea

Introducción

Desde que Tim Berners-Lee inventara lo que hoy conocemos como Internet, las páginas web han sufrido una gran evolución siendo hoy día una de las principales fuentes de información y comunicación. Hemos pasado por el “Internet de la Información”, cuando las webs se limitaban a presentar textos e imágenes vinculados mediante enlaces, luego por el “Internet de la Interacción”, o lo que se denominó Web 2.0 donde los usuarios participaban en los contenidos de la web mediante foros de discusión y blogs hasta llegar al “Internet Social”, donde los usuarios comparten y consumen la información en tiempo real desde multitud de dispositivos diferentes.

¿Quieres formar parte de esta revolución de Internet?

Te ayudamos en todas las etapas de tu proyecto web gracias a nuestro equipo multidisciplinar.

En intelligenia contamos con el mejor equipo de expertos en ingeniería web, marketing, comunicación y diseño para garantizar que tu proyecto sea un éxito

Hoy día son muchos los diferentes usos de Internet: Redes sociales, Intranets para empresas, repositorios documentales, gestores de contenidos, tiendas online, publicidad interactiva, nuevas formas de arte… y todos estos usos están apoyados por una rápida evolución de las tecnologías que hacen posible la web. Las páginas web han dejado de ser entidades aisladas para pasar a interactuar con un amplio ecosistema de tecnologías como las redes sociales, las aplicaciones móviles, los códigos QR, sistemas de pago…

Todo esto ha impulsado la creación de una serie de metodologías y técnicas que permiten planificar y desarrollar páginas web avanzadas con la garantía de que el proyecto resultante será un éxito. El desarrollo web, por lo tanto, se vuelve cada vez más complejo, ya que los ingenieros deben conocer las últimas tecnologías y seguir de cerca la evolución de las tendencias del mercado para ir incorporando los últimos estándares.

Los equipos de trabajo que desarrollan estos proyectos ya no pueden estar únicamente formados por ingenieros sino que son necesarios especialistas en otras disciplinas como el marketing, la usabilidad, experiencia de usuario, negocio online, etcétera. Aquí es donde marcamos la diferencia en intelligenia, contando con profesionales de todas las disciplinas mencionadas para llevar a cabo tu proyecto.

1Del escritorio a la nube

En la actualidad ya existen versiones web de los programas más usados en escritorio: Editores de textos, software de facturación, retoque de fotografías, juegos... . Todos ellos impulsados por la multitud de ventajas que presenta la web sobre el software tradicional: Permite acceder al programa desde cualquier dispositivo y en cualquier momento, el servidor asume la carga y así es posible reducir costes comprando ordenadores menos potentes para las tareas del día a día, no se ve afectado por virus, la información se encuentra replicada en varios centros de datos por lo que es más tolerante a fallos, no es necesario actualizar cada instalación para implantar cualquier cambio o mejora, una vez realizado, todo usuario verá la nueva versión.

Por estos motivos, cada día son más las empresas que optan por migrar sus sistemas y aplicaciones a la nube y concretamente a aplicaciones web y es aquí donde entra en juego la Ingeniería Web.

2
Gracias a la Ingeniería Web, garantizamos el éxito de tu proyecto

La Ingeniería web es un conjunto de técnicas y metodologías que permiten la planificación, análisis, desarrollo y evolución de las aplicaciones web complejas. Estas técnicas permiten garantizar una alta calidad en el producto final, que éste sea acorde con los deseos del cliente y que al mismo tiempo cumpla con las especificaciones de usabilidad, accesibilidad, seguridad y navegabilidad.

Para entender mejor el concepto de ingeniería web es necesario distinguir entre lo que sería una página web y una aplicación web. Una página web es un sitio donde se publica contenido generalmente estático y donde no hay excesiva interacción con el usuario, por ejemplo, la página web de una empresa donde se muestra información de los productos que vende, su ubicación y forma de contacto. Por el contrario, una aplicación web, es un sistema software donde el usuario puede interactuar con la información, almacenarla en bases de datos, realizar pagos electrónicos, compartir y obtener información de otras webs, disponer de áreas de acceso restringido, intranets, etcétera.

Son varios los retos a los que se enfrenta la Ingeniería Web que hacen que el desarrollo de estas aplicaciones a veces resulte incluso más complejo que las aplicaciones tradicionales de escritorio. Los usuarios esperan poder usar las aplicaciones de Internet sin necesidad de leer ningún manual, por lo que éstas deben ser excepcionalmente intuitivas. Además esperan poder usarlas desde su teléfono móvil o su ordenador, así que deben estar pensadas para funcionar en cualquier dispositivo, desde cualquier lugar del mundo y en cualquier momento. Deben soportar el acceso de multitud de personas diferentes por lo que deben ser escalables y finalmente, deben ser y parecer seguras, pues su éxito estará ligado a la confianza que consigamos generar en los usuarios finales de las mismas.

3¿Cómo puede ayudarme en mi empresa?

Mediante la automatización de tareas cotidianas, se consiguen importantes ahorros.

Las aplicaciones web pueden ayudar a reducir gastos mediante la automatización de tareas, permitiendo así agilizar el trabajo y reduciendo los cambios de contexto. Al funcionar estas aplicaciones desde Internet, permiten aumentar la movilidad de la empresa y los trabajadores, pudiendo acceder a la información desde cualquier lugar. Igualmente puede ayudar a fidelizar clientes mediante el empleo de herramientas de gestión adecuadas, contribuyendo al aumento de la productividad y la rentabilidad.

La implantación de estas herramientas es mucho más sencilla que en el caso de aplicaciones de escritorio, ya que no es necesario instalar ningún programa, basta con una conexión de Internet.

Descubre cómo lo hacen en:

4
Metodología comprensible sin necesidad de conocimientos informáticos

Hemos desarrollado nuestra propia metodología que llamamos Desarrollo Orientado a Interfaces (DOI) y que venimos aplicando de forma continua desde varios años atrás para garantizar el éxito en los proyectos que nos confían.

El DOI consiste en la elaboración de bocetos detallados de cada una de las pantallas de la aplicación a desarrollar describiendo todas las acciones que puede realizar el usuario. Es especialmente útil en la extracción de los requisitos del sistema a crear ya que se realiza en colaboración con el cliente mediante una serie de entrevistas en las que se va poco a poco perfeccionando y concretando los detalles de la aplicación.

Con este análisis conseguimos los siguientes objetivos:

  • Obtener una lista de requerimientos funcionales, cada uno de ellos especificados detalladamente.

  • Obtener un documento que puede servir como contrato con el cliente.

  • Minimizar el riesgo de una mala interpretación de algún requerimiento funcional, ya que la comunicación con el cliente es más clara y concreta mediante ejemplos gráficos.

  • Adelantar trabajo en el diseño de la interfaz de usuario.

  • Detectar problemas de usabilidad ya que podemos hacer los primeros test de usabilidad usando solo los mockups

  • Facilitar el trabajo del diseñador al tener todas y cada una de las pantallas esbozadas